pixelfacebook

Valparaiso... una ciudad llena de colores. Valparaiso

Dentro de esta ciudad tan cultural existen más de 95 monumentos nacionales, un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, un puerto y sus característicos cerros que cubren la ciudad.

Unos de los más conocidos son el cerro Concepción, el cerro Alegre y el cerro Bellavista. Todos ellos gozan de una mezcla de arquitectura la arquitectura nacional y europea, lo que le da un carácter excéntrico y al mismo tiempo bohemio. Al mismo tiempo, dentro de los cerros hay distintas cafeterías, museos, paseos e iglesias que permiten pasar el día completo recorriendo esta bella y colorida ciudad.

Bohemia y colorida. Valparaíso te invita a descubrir siempre un nuevo decorado urbano, una interesante galería de arte o un rincón gastronómico, entre sus laberínticos cerros que han sido inspiración de poetas y escritores.

 

Cautívate con la loca arquitectura de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Recorre a pie sus estrechas calles, infinitas escaleras, históricos ascensores y sus múltiples miradores. Contágiate de la alegría de sus carnavales y espectacular show de juegos artificiales que despiden desde el mar las Fiestas de Fin de Año.


La "Joya del Pacífico", como se conoce a Valparaíso, también alberga el Congreso Legislativo de Chile y la sede de la Armada de Chile. ¡Admira estos edificios históricos y empápate de la historia marítima del país! No olvides visitar su puerto y caletas, fiel retrato de la idiosincrasia chilena. ¡Sorpréndete con el mercado de productos del mar recién extraídos y la extrovertida labia de los pescadores!


Piérdete en los cerros de Valparaíso y descubre las historias que se esconden en sus escaleras, funiculares (ascensores que corren sobre vías férreas) y pintorescas casas. Toma el funicular El Peral, donde en la parte superior serás recibido por el hermoso Paseo Yugoslavo y el Palacio Baburizza, que alberga el Museo Municipal de Bellas Artes. 


Disfruta del paisaje mientras contemplas la bahía de este puerto principal o prueba los deliciosos platos preparados con mariscos frescos en los restaurantes locales. No te puedes ir de Chile sin haber probado las tradicionales empanadas chilenas o sin haber probado un buen vino chileno. El charquicán, la cazuela o las sopaipillas con pebre para pasar el frío del invierno o preparaciones hechas a base de maíz como los son el pastel de choclo y las humitas que son características del verano. También te puedes refrescar con un buen mote con huesillo a base de durazno y mote.


Sube el Cerro Concepción por la calle Montealegre y sorpréndete con la extraordinaria Iglesia Luterana de La Santa Cruz. Aquí comienza Paseo Dimalow, donde podrás descansar en sus hermosos hoteles boutique.

¿Necesitas ayuda?

  • Contact us wayak Contacto
  • Custom itinerary wayak ¿Itinerario Personalizado?
  • Offers wayak Ofertas

Itinerario Personalizado